#Testimonio 7# LUCÍA. NO PUDIMOS ILUSIONARNOS DEL TODO.

By La amatxu de Ager - 16:22



- Hola, Lucía. Qué bien que te animes a responder a estas preguntas.
- Hola, Esther. Vamos allá.

- ¿En qué fecha murió tu hija? ¿Cuál es la fecha en la que debería haber nacido?
- No sabría decir la fecha exacta en que se fue nuestra estrellita, Miren.  El 13 de Agosto (semana 16 de gestación) en una consulta detectaron que la niña que esperábamos tenía oligohidramnios (poco líquido amniótico) y que no había latido.
La FPP era el 14 de Enero.

- ¿ Cómo fue el embarazo?
- El embarazo fue bien hasta la semana 12. El triple screening dio alterado (alto riesgo para Síndrome de Down) porque tenía la hormona de la placenta baja.
Ahí empezó el calvario. Decidimos hacer la prueba de ADN fetal en sangre materna con resultado de alto riesgo en una alteración cromosómica del sexo (Síndrome de Turner). Todo se complicaba cuando la noticia llegaba un 30 de Julio y la consulta ginecológica donde acudíamos cerraba todo el mes de Agosto (nos dieron la noticia por teléfono corriendo y de mala manera).

Me ofrecieron hacer una biopsia corial de urgencia el día siguiente. En nuestra opinión fue un tanto "chapucera", me tuvieron que dar varios pinchazos y la enfermera nunca había estado en una anteriormente y no sabía muy bien lo que tenía que hacer..
Como cerraban la clínica ese mismo día no tuve ningún tipo de control después de la biopsia y, por más que lo pedí, solo me derivaban a otro gine "si era extremadamente urgente". Semanas más tarde llegaban los resultados del departamento de genética. Era una niña cromosómicamente sana, todo había sido un falso positivo.

Unos días más tarde acudimos a Cruces a un control y a enseñar todos los resultados de las pruebas (ya que en la privada nos habían dejado tirados y ellos eran ajenos a todo lo que estaba pasando). Allí nos dijeron que podíamos estar tranquilos, que a veces estas pruebas fallan y lo único fiable son las pruebas invasivas. Luego nos hicieron una ecografía para que viéramos a la niña y así olvidar el mal rato que habíamos pasado. Sin embargo, nos encontramos con lo peor. No había casi líquido amniótico y no había latido.

- ¿Cuál fue el motivo de su fallecimiento? ¿Qué sentiste como amatxu que te alertase de que algo no iba correctamente?
- Después de una prueba invasiva como la biopsia corial siempre hay un riesgo de pérdida. La autopsia no mostró nada concluyente.
La clínica de genética con la que hicimos las pruebas nos hicieron análisis extras de genética (prueba Array) por los daños causados con el falso positivo pero no encontraron nada. Todo apunta a que fue la prueba invasiva...
Yo no fui consciente de que estaba perdiendo líquido amniótico... En uno de los pinchazos de la biopsia mojé la camilla pero me dijeron "que era normal". Ahora no lo creo.

- ¿Cómo fue el trato en el hospital? ¿Os informaron de todo correctamente?
- En Cruces nos trataron bastante bien. La verdad que fui tan aterrorizada que como fue todo bastante más rápido de lo que esperaba salí "contenta" ... (la felicidad desapareció horas más tarde cuando fui realmente consciente de lo que había pasado y que nuestra estrella nunca más estaría con nosotros).

Nos informaron de todo bastante bien... Tampoco estaba para muchas explicaciones en ese momento, solo quería que pasara todo y olvidar esa pesadilla.

- ¿Cómo fue el parto?  (vaginal o cesárea)
- El parto fue natural inducido y no necesité legrado. Fue bastante rápido todo, el mismo día pude ir a casa.

- ¿Qué siente Lucía al llegar a casa sin Miren y ver sus cositas?
- La verdad que no habíamos tenido tiempo suficiente para poder preparar sus cositas... Como ya desde la semana 12 nos alertaron del alto riesgo no pudimos ilusionarnos del todo. Ni contárselo a todos los amigos ni celebrarlo. Había sido un embarazo "secreto" y eso a la larga fue peor. ¿ Cómo iba a desahogarme de algo que para muchos nunca había pasado?

El vacío que tuve después de llegar a casa fue brutal. No era capaz de mirarme al espejo y no verme la tripita. Era como si me faltara un brazo o una mano. Faltaba una parte importante de mi cuerpo.

- ¿Os ofrecieron en el hospital ver el bebé? ¿Decidisteis verlo?
- Sí, lo mencionaron pero no insistieron ni hablaron de sus beneficios. Me dijeron que "la naturaleza a veces era sabía" y ya...

A pesar de que yo sabía de la importancia de ver al bebé (soy psicóloga) en ese momento estaba en shock y no pude hacer las cosas como debía de haber hecho. Hice lo que pude, que fue mucho. Ahora me arrepiento de no haber visto a mi primera hija. Sé que hubiera sido muy chiquitina y que igual no hubiera estado en su mejor estado pero no verla hace que no haya podido cerrar del todo bien el proceso.

- ¿Estás en tratamiento psicológico? ¿En qué o quiénes te apoyas para sobrellevar el duelo?
- Cómo he mencionado soy psicóloga,  por eso no dudé desde el primer momento en ponerme en tratamiento psicológico. Para mí fue y es fundamental. Me ayudó mucho a volver a confiar en mí y en mi cuerpo y a ser capaz de perdonármelo.

Me apoyé en algunos amigos y en mi pareja. Sin embargo, no siempre recibes la ayuda que te gustaría, es muy difícil ayudar a alguien que está pasando esta situación, la gente no sabe qué decir muchas veces y cambia de tema porque cree que hablar de otras cosas y distraerte es mejor para ti.
Mi pareja y yo además gestionamos de forma diferente las cosas. A mí me gustaba hablarlo una y otra vez mientras él después de unos días prefirió pasar página rápido y no darle más vueltas. Por ejemplo, él para estar bien podía necesitar salir a fiestas de Bilbao con sus amigos mientras para mí salir de casa era ya un reto y ni se me podía pasar por la cabeza salir de fiesta. No había nada que celebrar.
Esto a veces causa conflictos, por eso es súper importante tener una buena comunicación y explicar cómo te sientes a tu pareja y sobre todo, ser tolerante y entender que cada uno gestiona las cosas de forma diferente.

- ¿Acudes a grupos de duelo? ¿Qué recursos/herramientas utilizas para soportar tanta tristeza?
- Sí, acudí al grupo de duelo de centro Maya. Allí te sientes acompañada, no estás sola. He compartido grupo y conocido a gente maravillosa que han sido grandes ejemplos para mí.

Además de la ayuda psicológica, a mí me ayudó mucho el deporte. Practico crossfit, un deporte colectivo. Pasar la tarde con amigos haciendo deporte me hacía desconectar.

- ¿Te sientes arropada en este gran mundo de soledad y vacío?
- Tengo gente maravillosa a mi lado. Sin embargo, no siempre he percibido que he recibido el apoyo que he necesitado realmente. Tampoco lo supe pedir. De todo esto he aprendido que muchas veces tienes que pedir ayuda porque hay gente que aunque te quiere no es consciente del dolor que puedes sentir en esta situación.

- Después de su muerte, ¿habéis tenido más hijos?
- A finales de este Noviembre nació Alain, nuestro bebé arco iris. Ha sido un embarazo difícil, con muchos miedos e inseguridades pero me ha hecho recuperar la esperanza y hacer las paces con mi cuerpo.
Sé que la crianza de un bebé arcoiris será complicada, con muchos miedos pero vale totalmente la pena.

- Pregunta libre. ¿Qué te gustaría reivindicar o añadir?
- Darte las gracias, Esther, por tu trabajo, por dar visibilidad a este duelo. Ni siquiera profesionales de la salud mental somos conscientes de la existencia de este duelo hasta que no lo vivimos, es un gran tabú  desconocido.

- Un placer. Gracias a ti por querer contar vuestra historia a tan poquitos días de haber vuelto a ser amatxu de nuevo. Un beso suavecito para Alain.


  • ¡Quiero compartirlo!:

Quizá te interese

0 comentarios